Ahorro energético

Stand by

Oportunidad de ahorro energético

Se puede y se debe ahorrar:
para reducir la contaminación global;
para una integración correcta de los estudios de sector;
para tener un ambiente más sano;
para reducir los costes de la energía, que será siempre más cara y se come las ganancias.

Es probable que se haya hecho estas preguntas muchas veces, pero raramente se han afrontado de forma seria y concreta.
En una lavandería, el mayor consumo se realiza en la sección de planchado, porque:

Mientras que, en el caso de las lavadoras, es fácil calcular el consumo, que es siempre exiguo en relación con las prendas lavadas, y que, además, es incluso nulo cuando la lavadora se detiene, el auténtico consumo debe atribuirse al planchado y en este caso es difícil de calcular.
Con frecuencia se enciende la caldera a primera hora del día, incluso si se empieza a planchar al cabo de una hora.
Se mantienen todas las máquinas en funcionamiento con electricidad o a vapor.
No se apagan las máquinas durante las pausas para comer.
Las máquinas permanecen entendidas incluso cuando no se utilizan.
A media semana a menudo hay menos prendas que plantear, pero los usuarios permanecen operativos.
Todo esto significa que el contador eléctrico sigue girando de forma vertiginosa, los kW se van sumando y la factura es cada vez más cuantiosa.

Para poder invertir esta situación, hemos realizado un sistema que, gracias al nuevo ordenador de pantalla táctil, además de gestionar la plancha con numerosas posibilidades, variantes y estadísticas, tiene una modalidad stand by que, cuando se programa, apaga la máquina después del tiempo programado en caso de que no se utilice, desconectándola de las fuentes de alimentación eléctrica y de vapor, para excluir por completo el consumo.
En el momento de volver a utilizar la máquina es suficiente pulsar un botón para que un sistema patentado restablezca progresivamente las funciones que permitirán utilizarla en pocos minutos.
Además, gracias al nuevo ordenador podrá controlar la producción, la productividad, los tiempos de inactividad, las estadísticas y el exceso de producción desde su ordenador en la oficina.